Los efectos a nuestra salud de los iones positivos

Written by ASLAR Technology

28 diciembre, 2020

Determinados vientos que cuando llegan causan irritabilidad y nerviosismo; la luna llena y sus consabidos dolores de cabeza, insomnio e intranquilidad; ese aire pesado y deprimente que se respira antes de la tormenta; la irascibilidad de los conductores; el malestar que se respira al permanecer durante mucho tiempo en un lugar cerrado; los problemas respiratorios que aparecen en los locales con aire acondicionado … Todos estos sucesos tienen unos pequeños responsables: los iones positivos. 

Vivimos inmersos en un aire cargado eléctricamente. En él hay átomos neutros, iones positivos e iones negativos. Estos son átomos, grupos de átomos o moléculas que, por diversas circunstancias, pierden o ganan electrones. El aire puro y limpio en el que estaba acostumbrado a vivir el hombre se caracterizaba por un equilibrio entre el número de partículas positivas y negativas. Sólo en algunas ocasiones existían desequilibrios naturales, producidos por determinados vientos, como el mistral, el siroco o el föehn; fricciones entre las masas de aire, entre el aire y la superficie de la Tierra: Fenómenos meteorológicos que daban lugar al incremento de los iones positivos en toda la atmósfera. Ya en la antigüedad los científicos habían observado que en estas ocasiones se originaban una serie de trastornos en los habitantes de las zonas afectadas. Años más tarde se descubrió el motivo: el exceso de iones positivos y, en general, los desequilibrios eléctricos del aire, influyen en los sistemas coloidales (sangre y savia) y en el cerebro, alterando su comportamiento eléctrico y la producción de hormonas.

Durante la últimas década han proseguido las investigaciones. Así, se ha descubierto que el aire cargado en exceso de partículas positivas produce fatiga, falta de concentración, dolores de cabeza, irritación, cansancio, desequilibrio físico y mental, afecciones de las vías respiratorias y un largo etcétera de dolencias.

El problema radica en que la alteración artificial de este equilibrio eléctrico es cada día más fuerte debido a la creciente tecnificación (aparatos eléctricos, celulares, hornos microondas, computadoras, etc). Las fibras sintéticas en alfombras, paredes, muebles y prendas de vestir producen, por fricción, un aumento de la carga positiva. Las partículas de polvo y contaminación se unen con los iones negativos y los arrastran al suelo, produciendo un desequilibrio a favor de los positivos. Los sistemas de aire acondicionado ocasionan el mismo proceso por frotamiento del aire con las paredes metálicas de estos aparatos.

    Negativos contra positivos

    Bien es verdad que aún quedan lugares en los que abundan los iones negativos, altamente beneficiosos para la salud del organismo. Son las zonas montañosas, los bosques, los litorales, donde el mar choca con las rocas, los saltos de agua, las cataratas… En estos últimos, el agua al estrellarse precipita la carga positiva hacia el suelo con las gotas más grandes, mientras que la negativa se expande en el aire, pulverizada en pequeñas partículas de agua. El aire cargado negativamente estimula el crecimiento y proliferación de las células, que se renuevan con mayor rapidez y establece el equilibrio de los sistemas nervioso, simpático y parasimpático, y produce, una sensación de bienestar. En la fase de luna llena, la capa atmosférica, cargada de iones positivos, se acerca a la Tierra. Es por esto que muchas personas extremadamente sensibles padecen durante este tiempo dolores de cabeza, insomnio, nerviosismo, etcétera. En la luna nueva ocurre todo lo contrario, al igual que poco después de haberse producido una tormenta. En estas situaciones, el balance se inclina a favor de los iones negativos y las personas se encuentran en mejor estado.

     

    Tecnología Japonesa 

    Una vez constatados los efectos contraproducentes de los iones positivos. :En Japón se desarrollaron dispositivos innovadores y tecnológícos capaces de contrarrestar los efectos de los iones positivos, denominados ionizadores, que producen, de forma artificial, partículas negativas. El fundamento de estos aparatos, que funciona eléctricamente, es la producción de solo iones negativos, ha comparación de otros dispositivos que emiten iones positivos y ozono a la vez. De esta forma, se expande al aire millones de iones negativos. 

    IONION MX : Dispositivo portátil y personal.

    ION JOY : Dispositivo para habitaciones, cubre 20 m2.

    CAR IONION : Dispositivo para vehículos.

       

      «

      La contaminación del aire aumenta el riesgo de muerte por Covid-19

      La contaminación es, pues, un agravante que podría empeorar el estado de salud de los pacientes afectados por la pandemia. Según un estudio en estado de revisión (pre-printing) dado a conocer recientemente por científicos de la Universidad de Harvard, el aumento de un micrómetro de partículas finas (PM2,5) por metro cúbico de aire estaría asociado con un incremento de un 15% de la tasa de mortalidad por Covid-19.

      Más detalles aquí: NATGEO

      Manténgase al día con las últimas noticias y novedades

      Suscríbete

      * indicates required



      error: Content is protected !!
      0

      Tu carrito